viernes, 30 de julio de 2021

El hueso de la cereza

 Los actos buenos son recompensados, pero no siempre de forma inmediata. ‘El hueso de la cereza’ es una fábula de Berauger, y nos anima a reflexionar acerca de las recompensas a las buenas acciones y al esfuerzo y perseverancia, unas recompensas que no siempre llegan cuando nosotros deseamos.

Por lo tanto, os comparto esta fantástica fábula sobre las recompensas a las buenas acciones:

El hueso de la cereza, es una fábula sobre las recompensas a las buenas acciones y al esfuerzo que hacemos. Comienza así…

Caminaba un muchacho por un sendero, comiendo una cereza. Cuando terminó, tiró el hueso de la cereza al camino, y un anciano que le seguía, recogió el hueso y lo enterró en una zona más fértil, al borde del camino. El joven se rió de él:

– Qué tontería… ¿por qué has hecho eso? No veo ningún sentido…

Al cabo de un tiempo, el muchacho volvió a pasar por el mismo camino. En el lugar donde el anciano había enterrado el hueso de la cereza, asomaba un pequeño arbolito. Y allí estaba el hombre, regando el árbol.

– ¡Desde luego, mira que eres cabezota! - dijo el muchacho- ¡Eso que haces es un trabajo inútil, una pérdida de tiempo!

Años después, el muchacho, ya mayor, paseaba por el mismo camino. Tenía mucha sed y al llegar al lugar en donde el anciano plantó el cerezo, descubrió un árbol frondoso y repleto de frutos. Gracias a las cerezas, consiguió apagar su sed, y pensó, arrepentido, que no debía haberse burlado entonces del anciano, y que se había comportado realmente como un necio.

Estimados amigos de mí blog, la Moraleja: ‘Las buenas acciones a veces son como los árboles: tardan años en dar sus frutos’.

¿Qué valores podemos trabajar con esta fábula corta?

Con ayuda de este texto, podemos reflexionar sobre todos estos temas y valores:

– La humildad.

– Por qué no debemos burlarnos de las buenas acciones de los demás.

– La paciencia.

– El arrepentimiento.

– La perseverancia y el esfuerzo.

– El valor de la generosidad.

 Os comparto reflexiones sobre esta interesante fábula

A veces pensamos que las acciones de otros son ridículas, porque no somos capaces de ver más allá de nuestro presente el fruto que darán en el futuro:

– Las buenas acciones a menudo precisan de tiempo para dar sus frutos: Existen acciones inmediatas, que consiguen resultados instantáneos, pero otras son acciones con resultados a largo plazo. Para comprenderlo, debemos tener paciencia y, sobre todo, mantenernos con esfuerzo y perseverancia en nuestro empeño. Es como ese atleta que entrena cada día, y tarda años y años en conseguir una medalla. Al final, el trabajo dará resultados, pero tal vez no hayan sido inmediatos.

– No te burles nunca de las buenas acciones de otros: Tal vez llegues a pensar en alguna ocasión que las acciones de otros no son más que pérdida de tiempo. Pero nunca debes burlarte de ellas, porque más tarde puede que den sus frutos. El esfuerzo y la perseverancia pueden lograr sus recompensas.

– Toda buena acción y todo esfuerzo obtiene una recompensa: Muchas veces pensamos que algunas buenas acciones no tienen sentido, porque no nos reportan nada. Pero eso es porque no pensamos que tal vez las buenas acciones no obtienen la recompensa en el momento que nosotros creemos, sino más adelante. Espera con paciencia y tal vez obtengas resultados.

Con mi cariño para todos ustedes… sean pacientes y actúen en buena fe, “siempre”  

Un abrazo fuerte. A.Y

 

martes, 29 de junio de 2021

El tiempo es oro, la vida mucho más.

Comparto estos sabios consejos o reflexiones que debemos tener en cuenta y poner en funcionamiento según vayamos necesitando… ;)

Deja ir a la gente que no está lista para amarte. 

Esto es lo más difícil que tendrás que hacer en tu vida y también será lo más importante. 

Deja de tener conversaciones difíciles con personas que no quieren cambiar.

Deja de aparecer para las personas que no tienen interés en tu presencia. 

Sé que tu instinto es hacer todo lo posible para ganar el aprecio de los que te rodean, pero es un impulso que roba tu tiempo, energía, salud mental y física.

Cuando empiezas a luchar por una vida con alegría, interés y compromiso, no todo el mundo estará listo para seguirte a ese lugar. 

Eso no significa que tengas que cambiar lo que eres, significa que debes dejar ir a las personas que no están listas para acompañarte.

Si eres excluido, insultado, olvidado o ignorado por las personas a las que les regalas tu tiempo, no te haces un favor al seguir ofreciéndoles tu energía y tu vida.

La verdad es que no eres para todo el mundo y no todos son para ti.

Esto es lo que hace tan especial cuando encuentras a personas con las que tienes amistad o amor correspondido.

Sabrás lo precioso que es porque has experimentado lo que no lo es. 

Hay miles de millones de personas en este planeta y muchas de ellas las vas a encontrar a tu nivel de interés y compromiso. 

Tal vez si dejas de aparecer, no te busquen. 

Tal vez si dejas de intentarlo, la relación termine.

Tal vez si dejas de enviar mensajes, tu teléfono permanecerá oscuro durante semanas. 

Eso no significa que arruinaste la relación, significa que lo único que la sostenía era la energía que solo tú dabas para mantenerla. 

Eso no es amor, es apego. 

¡Es dar una oportunidad a quien no lo merece! 

Tú mereces mucho más.

Lo más valioso que tienes en tu vida es tu tiempo y energía, ya que ambos son limitados. 

A las personas y cosas que le des tu tiempo y energía, definirá tu existencia.

Cuando te das cuenta de esto empiezas a entender por qué estás tan ansioso cuando pasas tiempo con personas, actividades o espacios que no te convienen y no deben estar cerca de ti.

Empezarás a darte cuenta que lo más importante que puedes hacer por ti mismo y por todos los que te rodean, es proteger tu energía más ferozmente que cualquier otra cosa.                  

Haz de tu vida un refugio seguro, en el que solo se permiten personas “compatibles” contigo.

No eres responsable de salvar a nadie. 

No eres responsable de convencerles de mejorar. 

¡No es tu trabajo existir para la gente y darles tu vida! 

Te mereces amistades reales, compromisos verdaderos y un amor completo con personas saludables y prósperas.

La decisión de tomar distancia con personas nocivas, te dará el amor, la estima, la felicidad y la protección que te mereces.

PSD: Un fuerte abrazo para todos-as. Os quiero. Gracias por los mensajes de cariño, garcias por el contacto. Se siente y se aprecia. AY.