sábado, 28 de agosto de 2021

TE NECESITAS

 

 

Hace unos meses he descubierto este precioso poema dentro de un maravilloso libro de la murciana Magdalena Sánchez Blesa, poeta de aceras y patios, como ella misma se define, hoy quiero compartirlo con vosotros y animaros a que leáis su arte poético, y por qué no decirlo, os ayude a buscar a encontrar vuestro espacio dentro del todo que os rodea el día a día. 


"𝗧𝗘 𝗡𝗘𝗖𝗘𝗦𝗜𝗧𝗔𝗦"

No te das la importancia que mereces,

y vas dejando que la vida pase,

y para ti no hay tiempo casi nunca,

y nunca te regalas un detalle.

Y corres, por la prisa de los otros,

y llegas a tu vida siempre tarde,

y va pasando el tiempo, y va pasando,

y vas envejeciendo en el paisaje.

Y no se te pregunta por tu risa,

que se fue diluyendo con la tarde.

Y siempre los demás, y para cuándo

una cita contigo en cualquier parte.

Te necesitas más de lo que piensas

y nunca te detienes a escucharte,

y tienes tantas cosas que decirte,

pero no te pareces importante.

Y siempre tú después, y siempre luego,

y siempre, para ti, más adelante.

Y siempre tú detrás, y siempre nunca,

y el tiempo, que se va sin esperarte.

Queda contigo en un lugar hermoso,

lleva una flor para identificarte,

y cuéntate la historia de tu vida,

ya verás cómo vas a enamorarte.

Porque no hay como tú nadie en el mundo,

porque en el mundo, como tú, no hay nadie.

Y siempre los demás, y siempre luego,

y vas envejeciendo en el paisaje.

Y nunca tus asuntos lo primero,

y déjalo pasar que no hace falta,

y acaso el mes que viene, si se puede.

Y el tiempo, que te agacha la mirada.

Y tú, cuando los años lo permitan,

y tú, cuando esta crisis un día pase,

y tú cuando se pueda en otra vida,

y tú nunca jamás de los jamases.

Y el tic tac del reloj en tu muñeca,

y vas envejeciendo en el paisaje.

 Cuídense amigos blogueros y no perdáis nunca la magia de crear momentos  inolvidables en el compartir lo bello de vivir. Gracias por estar ahí, por vuestros mensajes y vuestro sentir, un abrazo. A.Y


viernes, 30 de julio de 2021

El hueso de la cereza

 Los actos buenos son recompensados, pero no siempre de forma inmediata. ‘El hueso de la cereza’ es una fábula de Berauger, y nos anima a reflexionar acerca de las recompensas a las buenas acciones y al esfuerzo y perseverancia, unas recompensas que no siempre llegan cuando nosotros deseamos.

Por lo tanto, os comparto esta fantástica fábula sobre las recompensas a las buenas acciones:

El hueso de la cereza, es una fábula sobre las recompensas a las buenas acciones y al esfuerzo que hacemos. Comienza así…

Caminaba un muchacho por un sendero, comiendo una cereza. Cuando terminó, tiró el hueso de la cereza al camino, y un anciano que le seguía, recogió el hueso y lo enterró en una zona más fértil, al borde del camino. El joven se rió de él:

– Qué tontería… ¿por qué has hecho eso? No veo ningún sentido…

Al cabo de un tiempo, el muchacho volvió a pasar por el mismo camino. En el lugar donde el anciano había enterrado el hueso de la cereza, asomaba un pequeño arbolito. Y allí estaba el hombre, regando el árbol.

– ¡Desde luego, mira que eres cabezota! - dijo el muchacho- ¡Eso que haces es un trabajo inútil, una pérdida de tiempo!

Años después, el muchacho, ya mayor, paseaba por el mismo camino. Tenía mucha sed y al llegar al lugar en donde el anciano plantó el cerezo, descubrió un árbol frondoso y repleto de frutos. Gracias a las cerezas, consiguió apagar su sed, y pensó, arrepentido, que no debía haberse burlado entonces del anciano, y que se había comportado realmente como un necio.

Estimados amigos de mí blog, la Moraleja: ‘Las buenas acciones a veces son como los árboles: tardan años en dar sus frutos’.

¿Qué valores podemos trabajar con esta fábula corta?

Con ayuda de este texto, podemos reflexionar sobre todos estos temas y valores:

– La humildad.

– Por qué no debemos burlarnos de las buenas acciones de los demás.

– La paciencia.

– El arrepentimiento.

– La perseverancia y el esfuerzo.

– El valor de la generosidad.

 Os comparto reflexiones sobre esta interesante fábula

A veces pensamos que las acciones de otros son ridículas, porque no somos capaces de ver más allá de nuestro presente el fruto que darán en el futuro:

– Las buenas acciones a menudo precisan de tiempo para dar sus frutos: Existen acciones inmediatas, que consiguen resultados instantáneos, pero otras son acciones con resultados a largo plazo. Para comprenderlo, debemos tener paciencia y, sobre todo, mantenernos con esfuerzo y perseverancia en nuestro empeño. Es como ese atleta que entrena cada día, y tarda años y años en conseguir una medalla. Al final, el trabajo dará resultados, pero tal vez no hayan sido inmediatos.

– No te burles nunca de las buenas acciones de otros: Tal vez llegues a pensar en alguna ocasión que las acciones de otros no son más que pérdida de tiempo. Pero nunca debes burlarte de ellas, porque más tarde puede que den sus frutos. El esfuerzo y la perseverancia pueden lograr sus recompensas.

– Toda buena acción y todo esfuerzo obtiene una recompensa: Muchas veces pensamos que algunas buenas acciones no tienen sentido, porque no nos reportan nada. Pero eso es porque no pensamos que tal vez las buenas acciones no obtienen la recompensa en el momento que nosotros creemos, sino más adelante. Espera con paciencia y tal vez obtengas resultados.

Con mi cariño para todos ustedes… sean pacientes y actúen en buena fe, “siempre”  

Un abrazo fuerte. A.Y