jueves, 31 de diciembre de 2020

La Carreta

 

Viaja por la vida con el corazón lleno de amor y comparte...

 

Estimados amigos blogueros que pasáis por este apartado lugar de vez en cuando. Podría empezar esta publicación de cierre de año diciendo lo horrible que ha sido y que es un año para olvidar. Esa sería una manera.

Pero me parece más acertado comenzar diciendo que ha sido un año para recordar y analizar en algunos aspectos que sobre todo nos dejó la parte más y menos humana de las personas. Para ello os comparto este relato que entiendo resumen muy bien lo que siento en estos momentos… 

 

Caminaba un día con mi padre, cuando de pronto me preguntó:

- Además del canto de los pájaros, ¿oyes algo?

- sí, le contesté. El ruido de una carreta.

- Muy bien, me dijo. Y está vacía.

- ¿vacía? ¿Y cómo lo sabes, si no la hemos visto?

- Muy fácil: por el ruido. Cuanto más vacía está, mayor es el ruido que hace.

Desde entonces, cuando veo a alguien hablando demasiado, interrumpiendo,

siendo inoportuno, alabándose de lo que tiene y menospreciando a otros,

me parece oír la voz de mi padre: “Cuanto más vacía está la carreta,

mayor es el ruido que hace”. Ahí lo dejo.

Sin lugar a dudas el año que termina quedará grabado en nuestra memoria por lo convulso y raro que ha sido, yo diría que extraordinariamente jodido.

En la medida de lo posible no dejemos que el año próximo anule nuestros sueños y las metas por cumplir. A pesar de todo seguimos aquí, debemos ser prudentes y muy responsables en nuestras acciones y actitudes, si se desea con fuerza y se es perseverante en el camino dificultoso nada ni nadie detendrá el curso de nuestro esfuerzo. Y sobre todo recordaremos alguna de las mayores lecciones de esta vida: Que todo pasa, que nada ni nadie está aquí para siempre, y que siempre, siempre, un nuevo amanecer marca el final de la noche, el 2021 debe de ser, tiene que ser mejor. Salud y empatía con los demás para lograr que así sea. 

Actitud positiva siempre, en casa, en el trabajo y en la vida...

Feliz año estimados amigos. A.Y

 

 

 

domingo, 29 de noviembre de 2020

Mi mano

Si tomas mi mano y no la sueltas
Formaremos en el mundo una gran cadena.
Una gran muralla que ataje las piedras
Que tiran aquellos que viven de guerras.

Si tomas mi mano y no la sueltas
Sentirás a Dios que corre en mis venas
Mi dolor mi angustia también mi alegría.
Todo lo que siento pasarte podría.

Si tomas mi mano y no la sueltas
Seremos muchos !Y con tanta fuerza!
Que no podrá el odio vencer nuestra puerta.
Si tomas mi mano !Y no la sueltas!