viernes, 23 de diciembre de 2016

Enfoque Engranaje


Madrid, una ciudad que te permite soñar y soñar, hacer y realizar.



Este año ha sido un año de rupturas y de aperturas, ha sido un año de esfuerzo sin llegar al objetivo deseado, pero en el camino hemos encontrado nuevas gentes que merecen la pena, nuevos retos y nuevas ilusiones. Podemos decir que la situación es apta para la estrategia del seguir por el camino de la esperanza.

En las hojas de Julia leí que. Cada uno marca su destino, que nuestras vidas no son historias previamente escritas, sin embargo, también creo que hay acontecimientos que marcan nuestra vida, y que le dan un rumbo distinto al que podría haber llevado de no ocurrir esas situaciones.

No se puede cambiar el pasado, pero con la actitud correcta, se podrá recuperar en el futuro más de lo que se perdió en ese pasado.

Me gusta la gente que sin motivos te busca, que sin mirarte te quiere y sin ataduras se queda porque cuando la gente se aleja hay que dejarlos ir, no significa que sean malas personas, solo que su parte en tu historia ya se terminó. Me dijeron una vez que el peor enemigo era la mente. Pregunté por qué y me respondieron que es porque ella conoce todas tus debilidades. Así que trato de ser fuerte y darme ánimos. 

Siempre tuve y tengo fe en la constancia del trabajo, del conocimiento y del buen criterio para que la cosa avance por buen camino, y por supuesto, pienso que me he ganado el derecho a seguir viviendo mi oportunidad de vida. Agradezco a las personas que me rodean desde hace algunos años la confianza que depositaron en mí y en mi manera de entender la vida.

Siempre me gustó vivir mi sueño de una manera casi obsesiva porque me di cuenta que muchos de nosotros no vivimos nuestros sueños porque vivimos nuestros miedos. Eso dijo Les Brown y pienso que seguramente es verdad. Así qué, hay que andar con cuidado por que como dijo mi abuela, de cualquier agujero sale un ratón y lo puedes perder todo.

Madrid, la grandeza de lo extraordinario

Deseo a todos mis seguidores y a todo el mundo mundial unas felices fiestas navideñas y un próspero año 2017. Gracias por estar ahí…. ;)

Arturo YaneS.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

La Gran Alegría



Luna sobre Madrid

La sombra que indagué ya no me pertenece.
Yo tengo la alegría duradera del mástil,
la herencia de los bosques, el viento del camino
y un día decidido bajo la luz terrestre.

No escribo para que otros libros me aprisionen
ni para encarnizados aprendices de lirio,
sino para sencillos habitantes que piden
agua y luna, elementos del orden inmutable,
escuelas, pan y vino, guitarras y herramientas.

Escribo para el pueblo, aunque no pueda
leer mi poesía con sus ojos rurales.
Vendrá el instante en que una línea, el aire
que removió mi vida, llegará a sus orejas,
y entonces el labriego levantará los ojos,
el minero sonreirá rompiendo piedras,
el palanquero se limpiará la frente,
el pescador verá mejor el brillo
de un pez que palpitando le quemará las manos,
el mecánico, limpio, recién lavado, lleno
de aroma de jabón mirará mis poemas,
y ellos dirán tal vez: "Fue un camarada".

Eso es bastante, ésa es la corona que quiero.

Quiero que a la salida de fábricas y minas
esté mi poesía adherida a la tierra,
al aire, a la victoria del hombre maltratado.
Quiero que un joven halle en la dureza
que construí, con lentitud y con metales,
como una caja, abriéndola, cara a cara, la vida,
y hundiendo el alma toque las ráfagas que hicieron
mi alegría, en la altura tempestuosa.

Poesia, Pablo Neruda.

lunes, 31 de octubre de 2016

Comienza a ViViR

Túnel de Las Mimbreras Barlovento a Garafía, La Palma. (Fotografía José Ayut)
Este mes de noviembre del año 2016 voy a compartir un artículo basado en una reflexión de Facundo Cabral, una persona que la Unesco lo declaró en 1996 "Mensajero mundial de la paz" y que fue nominado al premio Nobel de la Paz en 2008, que dejó muchas reflexiones profundas y hermosas para que aprendamos a tener paz interior y vivir sin ataduras. Esta reflexión trata sobre empezar a vivir, desterrar la amargura, e iluminar a los demás con tu alegría:

Comienza a vivir, deja las voces aprendidas y repetidas de la multitud y sal al encuentro de lo que de verdad importa, al encuentro de la vida. Estando así sereno, libre de paradigmas y voces, comenzaras a bendecir a los demás con tu alegría. Deja los lamentos, las opiniones y creencias que los demás te quisieron imponer y entra en la vida real, la cual sólo es armonía y paz, deja de complicarte la existencia, detente por un momento de tus afanes y podrás comprobar que la vida tiene sentido cuando simplemente la vives.

Consejos para Recuperar las Ganas de Vivir

Aprende de todo lo que te rodea, acércate, no tengas miedo a lo nuevo. Pero sobre todo, aprende de ti mismo, aprende a estar triste sin tener tristeza, aprende a estar contento sin buscar un motivo. Canta, baila y sobre todas las cosas ama, ama incluso a aquel que no te comprende, porque todos somos humanos y queremos vivir lo mejor que sabemos, por tanto no juzgues, porque en la medida que juzgues, tú serás también juzgado.
Céntrate en el amor y recuperaras las ganas de vivir, te iluminarás, y tu alegría albergara una paz que no conociste, e irás ascendiendo como el pájaro que vuela alto y ninguno puede alcanzar.

La alegría nos hace sabios, no las respuestas a tus preguntas, ya que en la alegría no hay preguntas que resolver. Date cuenta de que eres parte de una creación indescriptible en belleza y poder, eres parte del universo, por ello eres inspiración para ti y para los demás. En lo más profundo de tu ser esta tu esencia, proveniente de la fuente que no tiene un final, por ello eres abundante, tienes todo lo que necesitas para llegar hasta donde tu corazón desee.

Vive más, no pidas más, porque de ti sale la abundancia. No mendigues a partir de creerte menos y tener poco, sigue y aprende de tu ser, de ti, y comprenderás que para vivir mejor tienes que ser mejor de lo que eras. Vacíate cada día de prejuicios y rencores y desilusiones, estate solo atento a éste momento, porque tiene todo lo que necesitas. Entonces lo verás todo como una novedad constante, tus ganas de vivir se renovarán y tu espíritu volará libre. Vacíate del pasado y te llenaras del presente, el cual está lleno de todo, por estar libre de preconceptos.

Cuando vives en tu pasado y las cosas del pasado son las predominantes en tu forma de actuar, vives en aguas estancadas, ellas no producen vida, no pueden mantenerla, por tanto, te encierras en lo que está muerto. Es un muro que te separa de la vida. Vacíate de las aguas muertas del pasado y recuperaras las ganas de vivir, volverás a sentir como cuando fuiste niño. Te abrirás a todo, abrazaras todo, por lo tanto, tu entorno será un parque de atracciones donde jugar.

Breña Baja La Palma. (Fotograía José Ayut)
Consejos Esenciales para Recuperar las Ganas de Vivir

Los niños son serenos y sus caras brillan porque están libres de experiencias y recuerdos, porque no saben de nada, pero al mismo tiempo lo saben todo, porque no es el más sabio el que tiene más conocimiento, sino aquel que ha aprendido a ser feliz. Aprende del niño que eras, aquel que todo lo goza, que todo le emociona y lo asombra. Así como un anciano quiere estar en su silla sin moverse porque recuerda demasiado, sabe demasiado, y vive en preconceptos por todas sus experiencias, no queriendo ver las novedades de cada día privándole de la vida, así también puedes elegir el pasado o experimentar las renovadas ganas de vivir del ahora. Porque la vida está en el ahora.

Cuando escuchas las voces viejas de tu interior, ellas no te dejan oír las nuevas que se encuentran en el exterior, pues esto realmente es todo lo que hay, lo viejo no tiene vida. Cuando tu interior calla en serenidad puedes escuchar la abundancia del exterior. Sólo en tu silencio podrás comprobar que la vida se reinventa constantemente, y tu eres parte de este acontecimiento sin tener que esforzarte por ello. Entonces volverán tus ganas de vivir, serás espontaneo, sonreirás sin motivos, crearas desde el corazón.

Cuando estamos en el ego, estamos en el pasado. Es decir, cuando creemos que alguien nos debe algo, cuando creemos que alguien es responsable de nuestra felicidad, se nos vuelve todo pesado, una carga. El ego es como un anciano, es viejo, por eso todo cuesta. El ego te priva de ser espontáneo como un niño, te empobrece, te roba las ganas de vivir, te hace creer que no tienes nada que ver con los demás, que tú eres un caso aparte, te envanece, te ciega, por ello cuando estas sólo sufres la soledad en lugar de disfrutarla.


Fuente: Facundo Cabral

jueves, 29 de septiembre de 2016

La tozudez



La misma definición de tozudo ya nos indica que es una persona rígida, obstinada o cabezona, que se encierra excesivamente en sus propias ideas y conceptos sin ver más allá de sus ojos। Los tozudos son como los burros, siempre llevan la cabezada puesta y no ven ni a derecha ni a izquierda, sólo lo que tienen delante: es la persistencia sin argumento.
 
El tozudo acostumbra a ser inflexible, a cerrarse en su opinión, a persistir en su propio camino, incluso cuando se da cuenta de que está equivocado। El perfil psicológico del tozudo presenta síntomas de rigidez, baja autoestima, ciertas dosis de intolerancia y es muy reflectario a cualquier opinión contraria a la suya. Habitualmente, los tozudos quieren que el mundo cambie, en lugar de cambiar ellos.


Como un ejemplo clarificador para entender mejor el tema, podríamos decir que todos hemos llegado a este mundo buscando un tesoro, como la felicidad, y para encontrarlo hemos de cavar en un terreno. Unos cavan y cuando ven que no encuentran nada, desisten; éstos son los inconstantes. Otros cavan y cuando observan que no lo encontrarán en un lugar, cambian y lo hacen en otro; éstos son los persistentes. Y un tercer grupo de personas son las que cambian y a pesar de que ven que no lo encontrarán, siguen cavando; sin duda son los tozudos: personas que persisten en el mismo lugar, con las mismas herramientas y con carencias de flexibilidad y observación de oportunidades.


Debido a su posible baja autoestima, una persona tozuda necesita reafirmarse, reafirmar su propia verdad y personalidad; por eso, para conseguirlo, habitualmente no escucha, porque quiere que su propia opinión sea suficiente, auto alimentándose constantemente. También, el tozudo acostumbra a querer hacer las cosas como a él le gusta, sin dejar que nadie participe de la planificación. En cierto sentido es un caprichoso de su proyecto, que obvia otras incorporaciones porque su propio juguete le hace más ilusión que la aportación de otras personas.



Cómo ayudar a un tozudo


· No descalificarlo. Habitualmente, la descalificación produce más rechazo e incita al tozudo a reafirmarse en su postura.


· No competir para ver quién es más tozudo. Ponernos a su nivel es perder nuestro sentido de la realidad y de nuestra proyección hacia el problema o la situación a resolver.


· Ayudarlo a entender de manera práctica que la flexibilidad es el alma del progreso. Para ganar el futuro es necesario plantear tantas opciones de posibilidades como sea posible, probar abrir todas las puertas y ensayar tantos planteamientos como sean necesarios para resolver cualquier problema.


· Comunicarle con hechos prácticos, que la perseverancia flexible es el mejor camino para lograr una meta, mientras que persistir en una sola idea o concepto para llegar a una meta no es perseverancia, sino inmovilismo.


· Hacerle reflexionar con el símil: la mente es como un paracaídas, solamente funciona cuando está abierta. Y, especialmente, en la relación con el tozudo, actuar con una mente despierta y receptiva, incorporando otras propuestas o parte de ellas con buen ánimo y sentido constructivo.


· En ningún caso discutir, incluso en situaciones complejas. En el caso de total discrepancia y necesidad de proponer otra opción, enviarle una información muy concreta y concisa sobre la situación a tratar. Decirle: “Desearía que me escucharas 30 segundos. Este tiempo puede ser suficiente para transmitir otra opción, otra posibilidad, una luz diferente de la suya. Discutir o encapricharse a hacerle cambiar de opinión es perder el tiempo. Mas vale sintetizar nuestra opinión en un tiempo reducido, pero efectivo en la transmisión, y dejarlo que reflexione por su cuenta.


· Incorporar una parte de alguna idea o propuesta del tozudo, con la finalidad de que se dé cuenta de que la totalidad de su pensamiento y actitud no es la absoluta verdad, pero que una parte sí. De esta manera se le puede mostrar que la verdad de algo es diversa y puede ser compartida y adaptada.


· En el caso de un tozudo patológico, no perder el tiempo con reflexiones y planteamientos de

ayuda. Normalmente no cambian, y si lo hacen es debido a una lenta maduración personal a través de los años.


El Sr. Don. Josep Marc Laporta. que es escritor, musicólogo, sociólogo, psicólogo y experto en mediación de conflictos en diferentes ámbitos de la consultoría social nos indica perfectamente la tozudes de una persona y que hacer para salvarnos de ella. Recomiendo la lectura de sus exposiciones en diferentes temas de la vida. Está muy bien para aprender, comprender y asimilar ciertas cuestiones de la vida cotidiana.

Un abrazo para todos mis seguidores blogerosGracias por vuestros correos y mensajes.