viernes, 27 de mayo de 2022

Jesús, un Lider

JESÚS podría considerarse el mejor modelo de liderazgo de los que hayan existido

Estimados amigos. Lectores de mis trocitos de aprendizaje, esta publicación no es para hablar de religión, pero independientemente de tu inclinación ideológica, creencias religiosas u orientación espiritual acompáñame en esta reflexión que viene muy bien para esta época.

Podríamos considerarlo el modelo para cualquier CEO (siglas en ingles que se utilizan en español para hacer referencia al “director ejecutivo” se usa para hacer referencia a la persona que ocupa el puesto directivo más alto en la jerarquía de una organización). Pues bien, al hablar de liderazgo, creo que Jesús es el mejor ejemplo y al imaginarnos un ser con su propósito y misión de vida claramente definidos, imposible no pensar en Jesús.

No necesitó redes sociales para multiplicar su mensaje, el mensaje del boca a boca fue contundente, dado que se basaba en experiencias reales y no en historias idílicas, expectativas o promesas sin fundamento.

Tiene más seguidores que el más famoso de los famosos en Twitter. Sin tener YouTube ni Instagram, contó mejores historias que el más nombrado y seguido “youtuber” o “instagramer”. No necesitó LinkedIn para crear la mejor red de contactos nunca antes vista.

Nunca se preocupó por ser influencer, sino por ser influyente e inspirar a quienes se cruzaban en su camino a ser mejores seres humanos.

Teniendo claro su propósito, su vida fue coherente, consistente y fundada en valores y principios que no negoció nunca con nada ni nadie.

Otras cosas que me llevan a tenerlo como gran modelo:

Tenía clara su identidad y modelo a seguir

Cultivaba su SER a través de la oración

Tenía claro su plan

Diseño y estructuró un equipo desde cero, con seres humanos sencillos y ordinarios, a los que volvió extraordinarios con el más efectivo plan de desarrollo

Su equipo compartía sus ideales y valores, trabajaban por un mismo ideal. La cohesión entre ellos era indiscutible

Se interesó por TODOS, incluyendo los que nadie les veía potencial y los inspiró a buscar una mejor versión de sí mismos

Consideraba tan importante el tiempo para trabajar como el tiempo de descanso

Ni la fama, ni el éxito, ni el afán de protagonismo estuvieron en su plan de vida.

Nada ni nadie lo alejó ni distrajo de su plan

Dejó huellas en lugar de cicatrices

Empoderó, delegó e hizo un acertado plan de sucesión

Su mensaje trascendió incluso luego de haber dejado el equipo

Esto no es cuestión de religión, es cuestión de elegir un buen modelo, tal como lo hizo Jesús en vida.

Él es mi modelo. Cuéntame cuál es el tuyo.... estaría feliz de leerte!

Jesús. Liderazgo personal, liderazgo real, persona comprometida, humanidad, propósito, desarrollo personal, inteligencia emocional, ética, honestidad.

Si te gustó ¡Compártelo!

Un abrazo. A.Y

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario